27 octubre 2012

Comic: WildCATs (II)

En la industria del comic hay una cosa que se llama cross-over, que consiste en juntar en el mismo comic a personajes de varias colecciones, haciendo que una misma historia se continúe de una a otra, y su potencial económico es de duplicar las ventas (si la colección A vende 100 mil al mes y B vende 200 mil, al hacer una historia de cross-over entre ambas podrían vender 600 mil entre las dos el mismo mes, y además los fans de una podrían sumarse a la otra en meses futuros).

Marvel hacía cross-overs con frecuencia. Image no iba a ser menos. Tras haber salvado el mundo en su aventura de presentación los WildCATs de Jim Lee iban a cruzarse con los Cyber Force de Marc Silvestri.

Resulta que Marlowe robó la tecnología para construir a Spartan de un científico de la isla de Gamorra (una isla ficticia entre Japón y Corea) que construye cyborgs, y también se encontró a Warblade moribundo en aquel lugar.

Los WildCATS aparecen por Gamorra para destruir las instalaciones del doctor Richtoffen, que está posesionado por un daemonita y va a construir cyborgs parecidos a Spartan para que sean anfitriones de daemonitas. Lo eliminan y todo va saliendo bien hasta que aparece una tal Misery ayudando al malo, que resulta tener una historia pasada con Warblade, y luego aparecen los Cyber Force apoyando a Misery porque los ha engañado.
Parte de una viñeta que ocupa... ¡¡ 4 páginas desplegables !!

Es normal que en comics de superhéroes dos grupos se conozcan dándose tortas y luego se hagan amiguitos. Además, en el grupo rival hay otro tipo con garras (era obligatorio), otro grandullón que da hostias como panes, etc. Todos bien emparejados.

En resumen, una de esas aventuras para no usar el cerebro y pasar un rato viendo acción, chicas potentes, y pistolones. El final tiene otro homenaje a "Terminator 2".


Después seguimos con guión de Lee y Choi, y nos ofrecen una historia que empieza con algunos personajes en su vida cotidiana. Siempre me ha gustado ver qué hacen los supertipos cuando no están luchando contra el Mal, ¿hacen barbacoas? ¿juegan al basket? ¿cocinan? ¿siguen un culebrón en la tele?

En este caso Grifter y Zealot van de bares y juegan al billar. Zealot aparece por primera vez con pantalones puestos, y Grifter lleva gafas de sol molonas en vez de máscara. Por supuesto acaban peleando con unos parroquianos. Mientras, Maul y Warblade van en sus identidades secretas a ver una exposición artística, pero sólo Maul consigue ligar. Y Vudú está de crucero con Spartan y Emp, y admite tener silicona en los pechos mientras toma el sol.

Empieza a desarrollarse la historia de amor entre Vudú y Spartan, pero aparece un malo en el triángulo de las Bermudas, que resulta ser hermano de Emp y dice haber sido traicionado durante la Edad Media. Así podemos ver un flashback de lo que ha sido la lucha entre kerubines y daemonitas a lo largo de las eras.

Al final se junta todo el grupo, luchan y ganan. Fin.

Jim Lee se dió cuenta de que se había quedado sin ideas para guionizar y llamó a Chris Claremont, el que había sido guionista estrella de X-Men, y le encargó 4 números. Estos por fin tienen un argumento más complejo, o por lo menos más rebuscado, y añaden un montón de personajes nuevos, algunos que no volverán a aparecer nunca y otros que se quedarán.

En el apartado de villanos nos presenta a Tapestry, una bruja a la que sus esbirros llaman Dómina, su esbirro principal lleva cadenas en las muñecas y anillas en los pezones... Pero bueno... ¿Es que nadie piensa en los niños?

Y entre los aliados: La hermana menor de Zealot, que se llama Savant y es una especie de arqueóloga que trabaja en el Smithsonian y ha recuperado todo tipo de objetos místicos, tales como unas botas de siete leguas que usa para viajar... Y Mister Majestic, un lord kerubin con los poderes de Superman que llevaba unas décadas exiliado en su Fortaleza de la Soledad por unos errores del pasado que, como es costumbre, nunca nos explicarán.

Tras esta aventura Image se sacó de la manga un truco publicitario: Durante un mes cada colección estaría en manos de otro socio de Image distinto al propietario de esa colección, y a WildCATs le tocó Erik Larsen, que aprovecha para meter a su Savage Dragon por medio.

Jim Lee, de nuevo sin ideas, o tal vez metido en otras harinas (dibujar otras colecciones, contar billetes...) pone a pilotar la serie al dibujante Travis Charest y al guionista James Robinson. El cambio de rumbo fue total y esta vez a mejor, parecía que la nave llegaba a buen puerto... Y encima estaba a punto de llegar Alan Moore. Pero eso es otra historia...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, no has esperado nada en poner la continuación! Y veo que has puesto una página de aquellas desplegables de WildCATs jeje ;)

Todo eso de que Jim Lee se quedó sin ideas... puesss... la verdad es que no sabría decirte. Simplemente creo que se apalancó, se metió en otros líos (la serie regular de Backlash -vale que era de Brett Booth, pero creo que compartían créditos-, metió las zarpas en Gen13 -me suena que no dejaba solo a Scott Campbell-, el Wildstorm Rising, el crossover posterior con los X-Men , el Divine Right...) y al final le pasó el muerto a otro equipo.

Nunca me gustó el trabajo de Charest, aunque los guiones de James Robinson tenían bastante interés (como aquella cooperación wildCATs - black razors, me gustó bastante ver la historia desde el punto de vista de los no-mutantes, pero no sé si esto fue de Robinson).

Muchas gracias por la segunda entrega! Jajaja, como te de por hablar de los subproductos, casi que en lugar de blog de temática general lo haces monográfico eh! :)

**-> y por mí no te cortes, subproductos tienes para dar y tomar: la serie de Grifter, The Kindred, el horroroso Fire From Heaven, la paranoia del Team7, el Team1...

**-> pozí, yo nunca supe por qué Majestic estaba recluido en su casita del Everest... muy acertada la comparación con Kal-El

Doctor Zayus dijo...

Bueno, lo de que Lee se quedó sin ideas igual es porque estaba muy liado con otras cosas. El caso es que sus guiones son de menor calidad que los que vinieron después. Pero no se puede tener todo, triunfó como artista y como empresario.

En cuanto a Charest, aunque su primera etapa es un poco fea, me gusta bastante lo que consiguió crear. Sobre todo cuando ya estaba consagrado, para mi gusto llega a superar a su maestro aunque no sea tan espectacular. Y sí, esa historia con los Black Razors fue la primera de Robinson.

Anónimo dijo...

No llegué a ver todo lo que Charest alcanzó, buscaré un poco más sobre él después.
De Jim Lee hace tiempo que no sé nada, aparte de que se está pegando la vidorra padre en DC Comics. Lo cierto es que con el tiempo, el cómic yanki que tanto me gustaba en los 90 lo he ido dejando de lado, la temática de superhéroes acaba siendo repetitiva y más tarde o más temprano, supongo que lo acabas dejando.

Igualmente ha sido bastante agradable recordar esa época, y conocer a un compañero "imagero" en el proceso. Saludos!!

HachedeHelp dijo...

Explican bastantes veces a lo largo de WildC.A.T.S. por qué Majestic abandonó el Team One y se refugió en su casita en el Ártico. Por asesinar a Hadrian cuando este aún era John Colt, acabando así con un gran grupo de demonitas que estaban a punto de activar un ingenio peligrosísimo e infernal.

Por lo menos en la serie lo explican 4 veces. (Una en la etapa de Alan Moore, otra en los capítulos de Crusade y otras dos en la temporada World's End). Ah, y otra vez en la propia saga de Majestic.

¡Hay que leer con atención para hacer reseñas y críticas!. Por lo demás me han parecido una serie de artículos sobre el cómic cojonudos (todos ellos) así que, mis sinceras felicitaciones.

Doctor Zayus dijo...

Gracias por la aclaración con colleja. En el único sitio donde lo podría haber leído es en la etapa de Moore, ya que no leí el resto de veces que lo mencionan. Supongo que lo dicen cuando Majestic mata de nuevo a John Colt en Gamorra. De todos modos me pareció confuso.