21 mayo 2017

El pensamiento único

A finales de los años 90 se hablaba mucho del "pensamiento único" entre la prensa dirigida a lectores más o menos de izquierdas. El concepto venía de un artículo de Ignacio Ramonet escrito en 1995, y venía a definir la vocación hegemónica del liberalismo económico [1]. En 1996 comienza el gobierno de Aznar, en 1997 el de Tony Blair (que abandona el laborismo para abrazar una "Tercera Vía" más liberal), y de esos polvos vienen estos lodos.


Algunos intelectuales se sintieron enfrentados a ese "pensamiento único", pero de eso hace ya veinte años. En este tiempo hemos visto que incluso algunas figuras especialmente cínicas de la derecha han argumentado que el pensamiento único (y por tanto dominante en la sociedad) es el de la izquierda, y ven socialdemocracia por todas partes, con ánimo de combatirla y llevarnos a cotas aún más altas de liberalismo.

Bien, yo lo veo de otra manera y paso a argumentarlo.

La clase dominante en una sociedad es la que posée los medios de producción cultural [2] y por tanto los valores que transmite son los favorables a la clase dominante. Por lo tanto, si fuera cierto que esta oligarquía es neoliberal los valores neoliberales serían transmitidos a toda la sociedad. Y si fueran socialdemócratas, pues lo mismo.

Las personas que dicen "Yo no tengo ideología" son en realidad las más ideologizadas de todas. Toda ideología aspira a ser hegemónica y que sus valores sean vistos como "el sentido común" de modo que no sean cuestionados. Así que cuando una persona crée no tener ideología en realidad ha asumido la ideología dominante [3]. Incluso se puede llegar a definir como "ideología" sólo a lo que se salga de ese consenso, por ejemplo si un gobierno aplica una política "de sentido común" y alguien le replica se dirá que es una crítica ideológica como queriendo decir que está guiada por dogmas absurdos. Como si la decisión de ese gobierno no hubiera sido también ideológica.

Entonces ¿Cual es esa ideología dominante? ¿Es la neoliberal? Pues yo diría que no, o no exactamente. Es obvio que, como decíamos en el artículo anterior, los valores capitalistas liberales están tan asumidos que cuando alguien habla de "parásitos sociales" la gente no va a pensar en Amancio Ortega u otro gran empresario que se enriquece con el trabajo de sus empleados. Pero tampoco se llega al punto de que la gran masa social crea que hay que suprimir el Estado y privatizarlo todo. Entre otras cosas, porque la oligarquía necesita al Estado para ganar dinero. [4]

La ideología que creo dominante en nuestra sociedad es más bien la socioliberal; es decir, la liberal con unos parches a cargo del Estado. No es una palabra nueva, el famoso economista Keynes se definía como socioliberal. Que, por cierto, hoy en día un liberal como Keynes (ni siquiera socialdemócrata) sea reivindicado por los partidos más a la izquierda nos da una idea de cómo se ha derechizado la sociedad en un par de décadas.

Pero no estamos en un sistema de partido único. La oligarquía nos ofrece poder votar a varios partidos socioliberales, cada uno con pequeñas diferencias, para que nos sintamos libres.


Si nos fijamos el Sistema ha sido el mismo en la mayoría de países tenidos por democracias; un turnismo entre dos partidos, a lo Cánovas y Sagasta, que en el fondo respondían a los mismos intereses pero creaban intensos y enconados debates sobre algunos temas: Temas que en realidad no afectaban al Sistema (por ejemplo, permitir el matrimonio homosexual) pero en torno a los cuales habrá jaleo, o temas que afecten al Sistema pero para mejorar su eficacia (por ejemplo, reformas laborales, repartos de subvenciones a la energía, etc.) desde dos puntos de vista un poco diferentes (siendo uno más conservador y otro más progresista, uno más proclive a un sector empresarial y otro más proclive a beneficiar a otro sector).

En la España de los 90 estos partidos turnistas eran el PSOE y el PP. Ambos estaban dispuestos a todo por entrar en la UE y el euro, ambos a tope con la OTAN y la OCDE, pero percibidos como la antítesis uno del otro de cara a la galería. Así cuando el PP de Aznar privatizó Telefónica recibió alguna crítica por parte del PSOE, pero cuando el PSOE volvió a gobernar no sólo no revirtió la situación sino que se planteó nuevas privatizaciones.

Todavía habrá quien crea que el PSOE es muy de izquierdas y el PP es muy de derechas. A ese público creo que no voy a intentar convencerle de otra cosa. Que alguien lo pensara en 2006 puede ser comprensible, pero si alguien lo piensa en 2017 yo lo consideraría irrecuperable. [5]

Pero el resto puede darse cuenta de que PSOE y PP parecen dos tendencias de un mismo partido único, una Gran Coalición de facto. Y que cuando aparecieron UPyD y Ciudadanos ambos partidos se proclamaron como "socioliberales", con lo que en la teoría y en la práctica llegaron para apuntalar el Sistema. El discurso de acabar con el bipartidismo quedará muy bien para los que crean que el Sistema es bueno, o sea la mayoría que ha aceptado el "pensamiento único", y no quieran una ruptura sino una leve rectificación con un cambio de caras.

Hay quien opinaba que en España se estaban haciendo pruebas y ensayos de cosas que luego se aplicarían en otros países. Lo cierto es que en España hemos vivido antes que en Francia el fenómeno de crear un partido de la nada en torno a una figura (Pablo Iglesias, Alberto Rivera), que luego ha funcionado mejor en el país del norte con el socioliberal Macron.

Macron ha sido un repuesto exitoso para mantener el Sistema sin que nada cambie, todo publicitado como un gran cambio pero en realidad rodeado de figuras de la derecha y la supuesta izquierda. Por no hablar de sus apoyos financieros, desde el Club Bilderberg a la banca Rothschild.

Otra cosa que hemos visto en Francia ha sido un intento de repetir la jugada Trump-Brexit. Estamos viendo que en algunos países se han formado dos facciones entre la oligarquía; a un lado los que pretenden seguir con la globalización porque les da beneficios (Clinton), y al otro los que no le están viendo el beneficio y quieren frenar el proceso (Trump).

En Francia se dio la circunstancia de que la segunda vuelta parecía estar entre Fillon y Le Pen. El problema era que tanto Fillon como Le Pen están en el bando de frenar la globalización. Así que la oligarquía globalista lanzó una campaña para hundir a Fillon y de repente apareció Macron como su candidato favorito. Esta vez les ha salido bien la jugada.

En España creo que toda la burguesía está ganando dinero con la globalización, porque nuestra economía es más dependiente del exterior. Así que de momento no veremos cosas raras.

Dicen que hay que dividir al enemigo para vencer. Por primera vez en décadas parece que hay división entre la burguesía global, pero no somos capaces de plantarles cara. Es otro triunfo de ese pensamiento único. Veremos si en el futuro aparecen más grietas por las que colarnos.



[1] En el artículo referenciado:
http://www2.uned.es/ntedu/espanol/master/primero/modulos/tecnologia-y-sociedad/pensamiento-unico.htm
se define el pensamiento único como centrado en el mercado, la privatización, la desregularización, el dominio de la economía sobre todo lo demás, globalización, y retroceso del Estado frente al Mercado.

[2] Karl Marx: “Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante. La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción espiritual"

[3] La reflexión es de Slavoj Zizek, pero en España nos referimos a esa actitud como "cuñadismo".
Para más reflexiones y más profundas: Žižek. Estrategias del liberalismo para ocultar su carga ideológica

[4] Como ya dijimos en el artículo Liberales en lo económico

[5] Ver artículo De 2006 a 2014

25 abril 2017

Por qué votan al PP

Los que estamos más a la izquierda muchas veces nos hemos hecho la pregunta: ¿Por qué hay gente que vota al PP? Y como a menudo nos rodeamos de gente que piensa como nosotros seguimos sin entenderlo.

Un poco de sociología a nivel aficionado. Hay que tratar con el objeto de nuestro estudio. Hace unos años conocí a una votante del PP y afiliada a Nuevas Generaciones de Cuenca. Recuerdo que me dijo que según su papá cuando más dinero han tenido ha sido con Franco y con Aznar. Y ahí tenemos una clave importante del fenómeno, o dos.

1. La percepción de que el PP es heredero de Franco.
2. La percepción de que con el PP se gana más dinero, y que cuando pierden el poder llega la crisis, el paro, la pobreza, y las plagas bíblicas.

Bien, sobre el punto 1 no hay mucho que discutir, en efecto el PP es un partido fundado por ex-ministros de Franco. Una vez desapareció la UCD toda la derecha post-franquista se unió alrededor de Alianza Popular, y luego AP se cambió el nombre por Partido Popular, y así hasta hoy.

Cabría añadir que muchos alcaldes franquistas y caciques rurales se metieron al PSOE, pero eso sería mezclar la realidad con la percepción de las masas, y las masas identifican sólo al PP con la herencia franquista, mientras que abuelas rojas siguen votando al PSOE. Y es la percepción lo que nos interesa, porque es lo que va a guiar el voto en vez de la realidad.

Aquí habría que hacer una larga descripción de la "herencia franquista", pero valoro la brevedad. Una parte de esa "herencia" es en efecto una herencia económica, hay familias que hicieron fortuna siendo los vencedores de una Guerra Civil, y piensan que si se cuestiona al franquismo se cuestionará también la forma en la que se enriquecieron. Estamos hablando de tierras y negocios. Esta gente no quiere que se remuevan tumbas por si pierden algo, aunque sea lo más mínimo o simbólico.

Otra parte de esa "herencia" es una idealización del pasado como una época de "extraordinaria placidez" en la que no existían "todos los males del mundo moderno". Una idea de Orden, de respeto a la ley, y a veces (no siempre) vinculada a la religión católica y las tradiciones, donde no había miedo a que los hijos se volvieran homosexuales, o tomaran drogas, o las hijas se quedasen embarazadas sin casarse, y se podía salir a la calle sin toparse con un negro (que es algo que por lo visto les provoca mucho estrés social).

Claro, no estoy diciendo que todo votante del PP sea homófobo o xenófobo, eso sería caer en la caricatura y perder de vista la importancia del punto 2. Pero que haberlos los hay, no lo duden. Aunque hayan acabado aceptando el matrimonio homosexual como acabaron aceptando el divorcio, o aunque haya sido con Aznar cuando más aumentó la inmigración, en su percepción todo es diferente.

Y reitero lo de no caer en la caricatura. Hoy en día el post-franquismo no es un abuelo con boina de rosca, también puede ser una joven universitaria con tatuajes y gafas de pasta que se folla todo lo que puede. Porque no es franquismo, sino post-franquismo.

Falta por añadir el tema del nacionalismo español, la unidad de la patria, y la bandera. Temas que para muchos votantes son más importantes que la lógica y la razón humana. El PP es percibido como el partido que mejor garantiza la unidad y que se ha apropiado de los símbolos nacionales.

Y ahora vamos con el punto 2. La pasta gansa.

La gente vota al partido que crea que va a favorecerle. Eso es así. O por miedo a que otro partido les perjudique. Y no hay más vueltas. Si nosotros pensamos que un partido de izquierda puede hacer cosas por nosotros, ellos créen que sólo el PP les puede dar beneficios. Que les va a bajar los impuestos y van a tener más dinero (luego Rajoy los sube, pero lo que cuenta es la percepción, recordemos), que Fabra ha dado empleo a mucha gente y algún día les dará algo a ellos, y un largo etcétera.

Si nos quedamos en que "la gente vota al PP porque es gilipollas" no estamos entendiendo este punto. Que en el ambiente del votante pepero la idea-fuerza es que el PP les va a dar cosas buenas o les va a proteger de las cosas malas. Como les pasa a los votantes de los demás partidos.

Y, me repito: la realidad no les importa. Casi todos los medios de comunicación son afines al PP y han creado una realidad paralela, donde la gente está saliendo de la crisis aunque tú te mueras de asco en el paro o en el sub-empleo. Se trata de una fidelidad emocional al partido, reforzada constantemente por telediarios y redes sociales, en las que no hay debate ni información contrastada. Que, por cierto, es algo en lo que debemos evitar convertirnos el resto.

Así pues, el PP puede hacer unas políticas de destrozo de lo público mientras es aplaudido por las personas que lo van a padecer en el futuro. El foco de los medios está en si alguien se enriquece de forma ilegal con ello, pero no en el destrozo y las consecuencias. Y si hay corrupción da igual, les siguen votando mientras piensen que son los que les van a beneficiar y que los otros serían peores. Y luego les convencerán de que lo privado es mejor y hay que privatizarlo todo. El liberalismo económico tiene la hegemonía cultural, por eso cuando usted hable de "parásitos sociales" la gente pensará en vagos que cobran ayudas del Estado en lugar de pensar en Amancio Ortega.

No subestimen al adversario. Rajoy tiene muchos defectos, pero sobrevive porque sus rivales lo subestiman. Puede decir algo que suene a majadería a nuestro refinado paladar, pero que a sus votantes les encante.

Y aquí acaba este artículo, que no da soluciones, sólo aspira a centrar un poco el tema.

20 abril 2017

Desestabilizando Venezuela

De nuevo el tema Venezuela. De nuevo la oposición sale a la calle dispuesta a todo.

Mi postura sobre este tema sigue siendo la misma: Si usted se considera más a la izquierda que a la derecha puede discrepar del chavismo, no digo que no lo haga, pero no puede pensar igual que la derecha y decir que la solución a los problemas de Venezuela es que gobierne la derecha como gobernó antes de Hugo Chávez, porque aquello sí que era una dictadura [1]. El anti-chavismo no es democrático, es violento y golpista, y su objetivo es aniquilar al chavismo por todos los medios, incluso físicos. Así pues, yo me siento obligado a apoyar al chavismo y a Nicolás Maduro pese a los errores que sin duda habrá tenido, y a la corrupción que sin duda es endémica en Latinoamérica. Porque la alternativa es muchísimo peor, y porque el chavismo ha tenido muchos logros en bienestar de la población que nuestra prensa ha silenciado.

Pero vamos al grano.

Intenten ustedes hacerse una foto para Instagram delante de los anti-disturbios en España

En las elecciones de diciembre de 2015 los anti-chavistas ganaron la mayoría del parlamento. La derecha empezó a decir que había triunfado la democracia por fin, porque si ganan los suyos es democracia y si pierden es dictadura. Los opositores a Maduro trataron de obligarle a dimitir y él se negó, pues las elecciones presidenciales todavía no han llegado y quiere acabar su mandato y volver a presentarse. La derecha volvió a hablar de dictadura.

Luego, ya en 2017, los tribunales cesan a tres parlamentarios (uno chavista, dos anti-chavistas), y la derecha dice que Maduro da un golpe de estado, o sea que antes Venezuela era una democracia y a partir de ahora será una dictadura. Pero luego Maduro pide al tribunal que revise su decisión, con lo que la prensa dice que el golpe da marcha atrás ¿Entonces ha vuelto la democracia? ¡Joder, queremos saberlo!

La oposición convoca marchas que son autorizadas por el gobierno, pero su táctica es desviarse del recorrido pactado para asaltar edificios institucionales o cargar directamente contra el palacio presidencial. Entonces actúa la policía, como en cualquier país.

Y los telediarios españoles se vuelven a cubrir de gloria estos días con las manifestaciones violentas de la oposición. Nos hablan de tres muertos, uno de ellos un policía al que ha disparado un francotirador. Bueno, creo que ahí está claro que el francotirador es de la oposición... ¿Pero qué es de las otras dos personas muertas? ¿También las ha matado la oposición o malvados chavistas como insinúa la prensa de derechas?

Se nos dice que un estudiante, Carlos José Moreno, ha muerto durante una marcha de la oposición. Al rato ha salido su hermano diciendo que no era opositor porque en casa le enseñaron a ser una persona honesta: http://www.panorama.com.ve/sucesos/Hermano-de-Carlos-Jose-Moreno-Iba-a-jugar-futbol-no-estaba-en-la-marcha-20170419-0045.html

La chica que murió, Paola Ramírez, tampoco era opositora. El hombre detenido por su asesinato sí que es opositor, se llama Iván Pernía Dávila y es militante del partido Vente Venezuela. Al parecer disparó a la chica, que volvía de una entrevista de trabajo, desde una ventana de su casa.

Visto lo visto, recuerdo un consejo que escuché una vez: "Cuando no sé qué opinar de un tema miro a ver qué dice el ABC, y yo lo contrario"

Más datos:
http://blogs.publico.es/otrasmiradas/8438/nos-cuentan-la-verdad-sobre-la-violencia-de-las-manifestaciones-en-venezuela/

[1] https://planeta-simio.blogspot.com.es/2017/04/venezuela-del-caracazo-al-golpe-de.html

13 abril 2017

Robotización del trabajo

Había una vez un gran terrateniente que se llamaba de apellido Burgués (vale, la parábola no es muy sutil) y que tenía una rica hacienda con campos de algodón, y un montón de esclavos que trabajaban en ella. La familia Burgués vivía en la mansión y los esclavos en chozas. Los Burgueses no trabajaban, sino que vendían el algodón que los esclavos cultivaban y recogían.

Por supuesto, no todos los esclavos eran iguales. Algunos eran nombrados capataces y a cambio de unos privilegios organizaban el trabajo de los demás, daban palizas o mataban a los que no se portaban bien... Otros trabajaban en la casa con los señores... Estos esclavos eran muy fieles a los Burgueses y más partidarios de la esclavitud que nadie, pues aunque no vivían tan bien como sus amos por lo menos no eran como los demás esclavos.

Hubo alguna revuelta. Cada vez habían más tierras, más esclavos, y los Burgueses eran más ricos, pero llegó un momento en que tuvieron que ceder en algunas cosas para evitar las revueltas. Finalmente llegó la libertad para los esclavos, pero claro... No tenían ningún medio de subsistencia, así que accedieron a trabajar para los Burgueses por un sueldo.

La cosa mejoró un poco, pero mucho menos de lo que pretendían al principio. Los esclavos (pues en realidad sólo dejaron de serlo en teoría) nunca tenían suficiente dinero como para dejar de trabajar; Esa era la condición necesaria para que la plantación siguiera funcionando. Los Burgueses empezaron a cobrarles el alquiler de las chozas, el alquiler de las herramientas, la comida, les trajeron alcohol y un casino... Y el sueldo desaparecía y ellos seguían obligados a trabajar para vivir.

Como los esclavos se creían libres ya no tenían motivos para rebelarse. Los Burgueses incluso dejaron que los esclavos de la plantación hicieran elecciones para elegir cual de los esclavos de la mansión sería su líder. Los capataces daban menos palizas, pero para tener más controlada la situación empezaron a hacer distinciones de trato entre unos esclavos y otros, según el tono de piel, según las actividades que desarrollaban, y así unos se peleaban con otros y dejaban en paz a los que mandaban.

La educación de los esclavos era escasa, tan sólo la necesaria para hacer su trabajo asignado. Los Burgueses los despreciaban por su incultura, aunque ellos mismos la habían provocado.

El señor Burgués compró algunas máquinas para recoger más algodón en menos tiempo. Enseñaron a repararlas a un esclavo de la casa, y a manejarlas a algunos esclavos de la plantación. La riqueza de los Burgueses aumentó, pero los esclavos siguieron haciendo las mismas horas y cobrando lo mismo. Algunos quedaron sin ocupación, y tuvieron que sobrevivir con lo que sobraba a sus familiares con trabajo, o pedir algunas limosnas y subsidios a los líderes electos (que seguían siendo esclavos de la casa y fieles a los Burgueses). Algunos robaban, pero como no podían entrar en la mansión robaban a otros esclavos, y cuando los capataces les daban una paliza nadie les iba a defender.

Un esclavo propuso que se repartiese el trabajo, que las máquinas podían hacer que los trabajadores tuvieran más tiempo libre, pero los capataces lo llamaron "puto loco" y casi nadie le quiso escuchar.

Ayer el señor Burgués recibió una nueva máquina, un hombre de hojalata capaz de hacer el trabajo de los esclavos pero más rápido y sin cansarse ni protestar. La familia de los Burgueses está debatiendo sobre si convendría sustituir a los esclavos por hombres de hojalata, quedarse con los de la casa que sepan repararlos, y qué hacer con los que sobran... Porque si no dan beneficios es que sobran... Si los echan de la plantación se rebelarán, eso está claro. La hija mayor propone un exterminio pero no la toman en serio... Quizás sea mejor ofrecerles un subsidio para que puedan sobrevivir pero que no les alcance para tener hijos y así poco a poco se irán extinguiendo ellos solos... El caso es que sobran esclavos. Ocupan espacio, molestan, no dan beneficios. Y algo habrá que hacer para reducir su número. No van a repartir los beneficios con ellos, aunque los hayan conseguido gracias a su esfuerzo.

09 abril 2017

Trump atacando Siria

Bueno, al parecer ha habido un ataque químico en Siria, en Idlib. Esta zona es territorio controlado por los "rebeldes", y es adonde evacuaban a los combatientes de Alepo. Esto es, se rendían con la condición de ser evacuados y el gobierno sirio les ofrecía unos autobuses verdes para que se fueran a Idlib. Con el tiempo, y la liberación de Alepo, Idlib se llenó de grupos "rebeldes" que empezaron a matarse entre ellos. Poco espacio, mucha gente, poca comida, y que todos los grupos rebeldes de esta guerra son yihadistas que se créen con derecho a matar a todo el que les lleve la contraria.

Si bien los medios nos presentaron a los rebeldes como gente demócrata, basta con informarse de qué grupos estamos hablando. Cosa que los medios no hacen. ¿Qué grupos rebeldes controlaron Alepo? Jaysh Halab, coalición yihadista. Frente Al-Nusra (al-Qaeda en Siria). Fatah Halab, coalición de grupos islamistas junto con otros "moderados" respaldados por "Occidente", y acusados por Amnistía Internacional de haber usado armas químicas. [1]

Oh, vaya, estos tres grupos eran los que controlaban Alepo y Occidente defendía. Qué sorpresa. Bueno, no tanto si tenemos acceso a internet. [2] Pero cuando el ejército sirio y ruso estaban liberando la ciudad nuestra prensa estaba rabiando y hasta se convocaron manifestaciones de despistados en algunas ciudades españolas para apoyar a los rebeldes. Fue bastante sorprendente encontrar algún artículo en que se diera voz a la gente de Alepo partidaria del gobierno. [3]

Una vez en Idlib hubo una serie de cambios de alianzas y tiroteos entre los rebeldes hasta formarse dos nuevas coaliciones: Ahrar al-Sham (varios grupos yihadistas y lo que queda del llamado Ejército Libre Sirio) y Hayat Tahrir al-Sham (al-Qaeda y sus aliados).

El ataque químico tuvo lugar en Khan Shaykhun, zona controlada por Tahrir al-Sham.

¿Créen ustedes que al-Qaeda no sería capaz de lanzar un ataque químico sobre rehenes? Pues claro que son capaces. Podrían tener niños secuestados y matarlos con gas sarín, y grabar un vídeo con sus amiguitos los Cascos Blancos, con el objeto de acusar al gobierno sirio. Pero también podría haber ocurrido que tuvieran un depósito de armas químicas y una bomba enemiga lo hubiera reventado, causando el ataque químico de forma no intencionada. O que otra coalición rebelde como Ahrar al-Sham les hubiera atacado con esas armas químicas.

Pero pensar que ha sido el gobierno sirio el que ha lanzado el ataque, después de haber aceptado destruir su arsenal químico con presencia de observadores internacionales, y sabiendo que ello provocaría una reacción de condena y un ataque militar de represalia... Eso es más difícil de creer. No digo que sea imposible, pero es improbable. Sin embargo, la prensa y los políticos de turno se han apresurado a culpar al gobierno de Bashar al-Assad sin esperar a que nadie lo investigue.

Si tuviera que apostar diría que el gobierno sirio es inocente de este ataque. Tal vez nunca sepamos la verdad, o tal vez dentro de un año aparezca la confirmación en una pequeña nota de prensa que nadie leerá porque habrá otro tema más de moda.

La reacción no se ha hecho esperar. Ahora muchos periodistas que criticaban a Trump le han aplaudido por defender la democracia a base de bombardear países enemigos. Hay una tímida reacción de "No a la guerra" en algunos sectores, pero seamos claros, las manifestaciones contra la guerra de Irak tuvieron éxito porque el PSOE y sus medios afines pusieron toda la carne en el asador buscando desgastar al PP. ¿Tenemos hoy día una oposición capaz de plantar cara, o unos medios tan potentes como lo era PRISA en 2004? Lo primero casi, lo segundo no existe. Es decir, existe PRISA pero está totalmente al servicio de EEUU.

La única esperanza es que con la campaña tan negativa que le hicieron a Trump es posible que haya más gente contra esta intervención yanqui que si viniera de parte de Obama o Clinton.

También es posible que la represalia yanqui haya sido pactada. Es decir, que Trump haya telefoneado a Putin para avisarle, y este a Assad para que despeje el objetivo del ataque. Pero también es posible que el ataque yanqui se haya planeado días antes del ataque químico y lo hayan ordenado ellos. No sería la primera vez que se provoca una masacre para tener la excusa de invadir un país. ¿Qué pasará? ¿Habrá escalada bélica o todo se desinflará ahora que Trump ha contentado a la prensa ávida de sangre y venganza?


[1] https://www.amnesty.org.uk/press-releases/syria-armed-opposition-group-committing-war-crimes-aleppo-new-evidence

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/Aleppo_offensive_(November%E2%80%93December_2016)

[3] http://www.hoy.es/internacional/201612/16/acaba-batalla-alepo-sigue-20161216001216-v.html