15 mayo 2014

Conspiracionismo, Lyndon LaRouche, y Daniel Estulin

Hace un tiempo comenté la sospecha de que policía y agencias de espionaje creasen grupos y partidos políticos para tener controlado al personal revoltoso. Mi método de deducción tal vez no sea muy científico, pero lo reconozco, y el razonamiento viene a ser tal que así:

"A ver, si esto se me ha ocurrido a mí, que no me dedico a estos temas del espionaje, está claro que se le ha ocurrido antes a la gente que sí se dedica al espionaje como profesión, por lo tanto es probable que lo hayan intentado llevar a cabo".

Y claro está, siempre hay que mantener un mínimo de rigor y admitir la falta de pruebas y la categoría especulativa, aunque sea para distanciarnos de esos teóricos de la conspiración que afirman cosas tremendas sin demostrar nunca nada. Advertido queda el lector de que encontrará algunas especulaciones a continuación.


En los primeros tiempos de la Guerra Fría sucedió que la dirección de la URSS recayó en un tal Stalin, el Hombre de Acero, que estuvo enemistado con un tal León Trotsky. El cual tuvo que emigrar a México, donde sería asesinado por un agente de Stalin, pero mientras tanto se dedicó a combatir a su adversario en el plano político creando una corriente ideológica trotskista dentro del comunismo. Siguiendo el razonamiento antes expuesto podemos especular con que sería ventajoso para el espionaje de EEUU haber fomentado esta división en el comunismo y haber creado partidos trotskistas.

Del mismo modo, tras la ruptura ideológica entre China y la URSS aparecieron partidos maoístas por el mundo. Quizás los propios chinos se sorprendieron de que apareciesen de la nada tres o cuatro partidos maoístas en Francia o Italia, o quizás les pareció normal porque el Libro Rojo de Mao se vendía como rosquillas, pero hubiera sido una buena forma de espiar a China el crear un partido maoísta que al cabo de un tiempo fuese invitado a visitar China. El equivalente de hoy en día sería una asociación de amistad con Corea del Norte.

El lector que tenga interés podrá buscar datos de personas que empezaron siendo trotskistas o maoístas y acabaron apoyando los bombardeos de la OTAN, pero eso puede tener otras causas y no es el objeto de este artículo. Sabemos que en los 70 para la juventud española era más fácil desvirgarse si se afiliaban a Bandera Roja que a Acción Católica, de ahí que entrase gente sin ideas formadas que después se hizo de derechas, buscando siempre el beneficio personal.


¿Qué podía hacer el KGB en estas circunstancias? ¿Infiltrar partidos trotskistas a su vez? ¿Concentrarse en apoyar a los partidos comunistas ortodoxos en países capitalistas? ¿Qué habrá hecho la Rusia capitalista actual tras el fin de la URSS para conseguir algo de influencia en otros países?

Rusia no quiere ONGs extranjeras operando en su territorio ¿Existen acaso ONGs rusas operando dentro de EEUU? ¿Acuden observadores rusos a verificar si las elecciones en EEUU son limpias? ¿Si las activistas de FEMEN cobran un sueldo, quién las está financiando y con qué objetivo?

Ay, tantas preguntas...



Lyndon LaRouche

Os presento al padrino del conspiracionismo entendido como ideología política. Es poco conocido fuera de EEUU, aunque pugna por conseguir voceros en Europa.

Nacido en 1922 (tiene 91 años) de padres cuáqueros, objetor de conciencia por razones religiosas durante la Segunda Guerra Mundial, se alista como no-combatiente en 1944. Se hace trotskista y se afilia al Socialist Workers Party (SWP) en 1949. En los años 60 reúne un grupo de seguidores, atraídos por su carisma, y funda el National Caucus of Labor Committees (NCLC). Se le describe como una persona que tiene un ego monstruoso, y una maravillosa habilidad para situar cualquier suceso global dentro de un contexto mayor, dándole un nuevo significado, pero cuyo proceso mental es esquemático y falto de profundidad.

Por las descripciones que podemos leer su personalidad coincide con la del típico líder de secta, que es capaz de transmitir su visión paranoide del mundo a sus seguidores. ¿Es posible que trabajase para el espionaje ruso o americano? Bueno, con personajes como este lo de "trabajar para" hay que cogerlo con pinzas. Son gente que sólo trabaja para sí misma, pero pueden ser utilizados si una agencia encuentra la manera de controlarlos, apelando a sus puntos débiles (dinero, afán de poder, etc.).

A partir de 1971 LaRouche crea una red de espionaje privado. Sus seguidores se dedican a espiar para él, enviarle informaciones y análisis. A menudo se hacen pasar por periodistas para tener acceso a funcionarios, y de paso fundan una serie de revistas para darse cobertura y tratar de influir en sus lectores. El director de la CIA en 1981 dice que LaRouche y su esposa (la alemana Helga Zepp) le visitaron para ofrecerle información sobre el Partido Verde de Alemania Occidental.

Durante los 70 el grupo LaRouche se dedica a acusar de nazis y gays a sus oponentes, y al enfrentamiento físico contra grupos de izquierda a los que llama "proto-fascistas". Una nota interna del FBI de 1973 propone asistir al Partido Comunista para eliminar la amenaza común que supone LaRouche, lo que nos hace suponer que ahí estaba pasando algo muy raro. La historia se complica más cuando LaRouche funda el US Labor Party y se relaciona con grupos de extrema derecha, entre los cuales aparecen informantes del FBI (Gregory Rose, Roy Frankhouser) que dicen que también tenía relación con la URSS.

LaRouche disemina teorías de la conspiración sobre una élite británica que domina el mundo y quiere el control total de los EEUU y el mundo, mezclada con teorías sobre música, filosofía, y cualquier tema en el que él crea ser un experto que se enfrenta a las mentiras de los conspiradores. El mundo se dirige hacia una catástrofe y sólo LaRouche puede salvarlo. Los conspiradores quieren asesinarlo.

LaRouche es encarcelado en 1989 por fraude. Compartió celda con el telepredicador Jim Bakker, quien dijo de él que llamarlo paranoico sería como decir que el Titanic tenía una pequeña brecha.

Un partido liberal ruso se interesó por su liberación, entre otros. El caso es que fue liberado en 1994 y empezó a visitar Rusia, país con el que fueron mejorando sus relaciones, al igual que con China. Y se hizo amigo de Daniel Estulin.

Típica campaña de LaRouche

Daniel Estulin

Este es otro personaje del que ya hemos hablado antes, bastante conocido entre los teóricos de la conspiración. Ahora va diciendo que fue agente del KGB. Supongo que la mayoría de lo que cuenta es pura fantasía para vender libros, pero lo cierto es que es un patriota ruso, parece que apoya a Putin, y ahora está trabajando para la televisión de Russia Today, que es afín al Kremlin.


Estulin tiene buenas relaciones con LaRouche, del que hace propaganda en Europa. Comparten teorías sobre la conspiración británica. Sus libros sobre el Club Bilderberg contienen datos que ya habían sido publicados por LaRouche.

¿Qué es el Club Bilderberg? Lo que parece ser es una reunión de gente poderosa, sobre todo de Europa y de EEUU, y lo más probable es que no dominen el mundo en secreto ni nada de eso pero tengan bastante influencia y se pongan de acuerdo en desarrollar políticas que les beneficien. Parecen tener mucha relación con la OTAN y según la Red Voltaire serían un brazo civil de la OTAN con los mismos objetivos de mantener Europa bajo el control de EEUU y oponerse a Rusia y China.

La existencia de las reuniones anuales de Bilderberg fue casi un secreto durante décadas. La prensa europea no hablaba de ello. Es de suponer que el KGB estaría interesado en saber de qué hablaba esta gente en esas reuniones. Podrían haber estado espiando y utilizando luego a gente como LaRouche y Estulin para filtrar datos. También pueden haber mezclado datos reales con otros menos reales, y luego el paranoico LaRouche haber añadido algo de su cosecha. Pero no podemos descartar por completo a estas fuentes porque están recibiendo datos de espías reales. La Red Voltaire también recibe datos rusos, pero son bastante más serios.

Es curioso que tanto LaRouche como Estulin apoyaron al candidato republicano Ron Paul, quizás porque supondría un aislamiento de EEUU y el fin de sus intervenciones como policía del mundo.

Agentes de influencia

Si un servicio secreto quiere publicar una información (real a veces, no siempre) tal vez no quiera que se le relacione con esa información. Puede ser más convincente si lo dice un periodista, sin citar fuentes. O un "investigador". Creo que hay bastantes razones para suponer que algunos periodistas españoles cobran del "fondo de reptiles" del gobierno español para apoyarles, y que algunos incluso han recibido ayuditas de EEUU a cambio de apoyar la guerra de Irak o la visión general del mundo que tiene el Pentágono (esto es, que hay países muy malos porque no se someten a EEUU, como Venezuela).

Sería lógico que Rusia quisiera tener agentes de influencia dentro de EEUU. ¿Podemos asegurar que LaRouche es uno de esos agentes? ¿Y Estulin es un agente de influencia ruso en España, a su manera? ¿Han sido agentes dobles en el pasado?

Teniendo en cuenta la casi total hegemonía del punto de vista de EEUU en los medios españoles, creo que si hoy en día ocurriese la guerra de Irak casi nadie protestaría. Por lo tanto, veo bien que si existen propagandistas afines a EEUU podamos escuchar también a los afines a Rusia. Sabiendo quien está detrás de ellos, claro.

ACTUALIZACIÓN: Periodistas comprados

Me voy de vacaciones a Miami

William Still

Bill Still es conocido por haber realizado en los 90 un documental sobre la conspiración bancaria del que han venido después todo lo que hemos visto en "El dinero es deuda", "Zeitgeist", "Concursante", etc. Bueno, no puedo saber si ha sido el origen de todo, pero su documental "Money Masters" es de 1996.

Sus informaciones y teorías han sido copiadas por teóricos de la conspiración como LaRouche, o David Icke. Still es un capitalista libertario, que a punto estuvo de presentarse como candidato del Partido Libertario en 2012.


Pero también ha tenido encontronazos con LaRouche y está convencido de que es un agente ruso. Incluso dice que su controlador soviético en 1974 se llamaba Gennady Serebreyakov.

Conspiracionismo

El problema de una posible infiltración soviética en EEUU era que casi todo el mundo había sido educado desde la infancia para rechazar el comunismo, por tanto no podía usar la teoría marxista para pedir a la clase obrera que se levante en armas contra la burguesía. Debía de usar un nuevo lenguaje. Y ese nuevo lenguaje ha podido ser reutilizado por la Rusia actual, que ya no es comunista.

En lugar de hablar de "burguesía" y explicar lo que es, no se cuestiona el orden capitalista, sino que se nos dice que existe un grupo concreto de malvados en las altas esferas que "conspiran" contra el pueblo llano. Todo irá mejor si cambiamos a esos "masones" o lo que sea, y ponemos a otros a gobernarnos. Sí, tú seguirás siendo un currante y un pringado toda tu vida (tampoco seas anti-sistema), pero te gobernarán mejor y saldrás ganando. La Revolución será cambiar a unos gobernantes por otros. O por lo menos crearles problemas a esos Illuminatis de Bilderberg.

Así pues, el conspiracionismo es reduccionista, simplista, y ofrece una falsa liberación.

El artículo ya se ha hecho bastante largo y no estoy seguro de haber desarrollado todas mis reflexiones, pero aquí lo dejamos. A continuación una lista de otros artículos relacionados con los temas antes tratados.

Crisis de Ucrania (ejemplo de la hegemonía de EEUU en los medios españoles)
Facciones en guerra
Conspiraciones (4)
No diga clase política, diga burguesía
La maldad de su régimen
Hemos descubierto que aquí se espía
Wikipedia: Lyndon LaRouche

No hay comentarios: