07 mayo 2015

El transhumanismo va a llegar: Eclipse Phase RPG

Es complicado predecir el futuro. Si echamos la vista atrás vemos cantidad de profecías que no se cumplieron. Pero necesitamos gente que piense en el futuro, en algo acertarán.

La extrañeza que nos produciría el mundo futuro, dentro de 100 años, sería comparable a la que produciría el mundo actual si lo visitara una persona que vivió hace 100 años. Prepárense, pues, a leer cosas bastante raras a continuación. Este artículo tiene como base lo expuesto en el juego de rol "Eclipse Phase", que a su vez está inspirado en las teorías más atrevidas del transhumanismo (una filosofía que piensa que los humanos pueden ser mejorados por la ciencia).


Wi-fi total

Si bien pocos escritores de ciencia-ficción o científicos de carrera pudieron imaginar internet, ahora estamos en condiciones de imaginar su evolución.

La nueva red será inalámbrica, y sus ondas se transmitirán a través de chips que estarán integrados en materiales de uso corriente, desde la ropa hasta una taza de café, permeando todo a nuestro alrededor.

Aparecerá una nueva forma de conectarse a la red mediante un chip en el cerebro, y un dispositivo ento-óptico que nos permita ver la información dentro de los ojos, "realidad aumentada" haciendo obsoleta la idea de holograma. Además, una persona podrá tener un asistente virtual llamado "musa". La gente que no quiera el chip podrá seguir usando interfaces manuales, desde luego, pero serán más lentos.

Nano-tecnología a tope

Gracias a la nano-tecnología tendremos máquinas que, como las impresoras 3-D, fabricarán cualquier cosa si tienen materia base a mano y una plantilla programada. Desde comida a componentes para montar un robot. O ropa. Ahora piensen en los trabajos que quedarán obsoletos.

Además, la nano-tecnología podrá manipular las células de nuestro cuerpo provocando una revolución en la medicina. Piensen en tanques de curación, donde una persona se sumerge unas horas y las nano-máquinas van reparando los tejidos, o pudiendo incluso llegar a cambiar el ADN de cada célula (lo que sería una nueva forma de hacer operaciones de cambio de sexo, por ejemplo). La cosa llega al punto en que se podría meter en el tanque una cabeza cortada, y podría crecerle el cuerpo, mientras las moléculas necesarias para construirlo estén flotando en el líquido.

Si la literatura cyberpunk nos hablaba de personas que se ponían implantes cibernéticos, cambiando sus ojos biológicos por unos tecnológicos con más prestaciones, bienvenidos al post-cyberpunk.



Grabar la mente en una máquina

El estudio del cerebro hará posible mapear todas las conexiones neuronales, y ejecutar una simulación de ese cerebro en una máquina. A partir de esa idea llegan otras... Gente que quiera copiar su mente en un cuerpo robótico, o vivir en un mundo virtual. A nosotros, personas del presente, nos parece que una copia no es el original, pero en el futuro el concepto de identidad puede ser diferente. Si una persona va a morir de todos modos, por imperativo biológico, ¿por qué no decidir sacar una copia virtual y que algo sobreviva?

¿O por qué no resucitar a los muertos? Mediante un sistema que monitorice los cambios neuronales y actualice una copia en un disco situado en la nuca, llamado "pila cortical", podremos recuperar la mente de la persona fallecida y copiarla en un nuevo cuerpo, artificial o incluso biológico. Contrate una póliza de resurrección en lugar de un seguro de vida. Las maquinitas entrarán en un cerebro nuevo y fabricarán una copia del cerebro original.

En la vida real esto traería muchos problemas legales y filosóficos, pero en el contexto de un juego de rol es todo más sencillo: Cuando muere tu personaje lo resucitas y sigues jugando.

Otra aplicación más siniestra de esta tecnología: La policía podría detener a un sospechoso, sacar una copia de su mente, y pasar a torturar a la copia sin hacer daño a la persona real.

Otra más: Viajar en pocas horas a otros planetas del sistema solar. Se envía una copia de la mente y se escribe sobre otro cuerpo, vive las experiencias que tenga que vivir y luego se transmite de vuelta y se escriben los nuevos recuerdos en el cerebro original. Será como haber viajado realmente.


Cuerpos nuevos

El "humano plano", sin modificaciones, pasará de moda. Los avances en genética primero eliminarán las imperfecciones, dando lugar al "splicer" (lo que vimos en la película Gattaca).

Después se podrá pasar a crear modelos con aptitudes superiores. Cuerpos "Olímpicos" mejorados para la actividad física, "Hibernoides" que puedan hibernar para viajes largos, "Menton" con capacidad cerebral mejorada... Cuerpos adaptados a la microgravedad, con piernas y pies que sirvan como los brazos y las manos... Adaptados a vivir en Marte, con baja temperatura y poco oxígeno.


Las posibilidades son enormes. "Neoténicos" que parecen niños siempre, ahorran espacio y consumo de recursos, mantienen su curiosidad aunque el ego que los habita tenga más de 100 años, pero tienen una baja consideración porque podrían darles un uso pederasta. Aparte de los cuerpos biológicos se pueden usar "sintimorfos", o sea robots, que por ser más baratos también tienen un estigma social.

Luego están las "vainas", que son algo parecido a los replicantes de Blade Runner.

Y la ciencia ha conseguido elevar algunas especies animales a la sapiencia, tales como gorilas y pulpos. Se les llama "uplifts".


Más mejoras

En lugar de implantes cibernéticos tenemos cosas como los "respirocitos", unas células artificiales en la sangre que acumulan oxígeno y luego se lo pasan a los glóbulos rojos, de modo que se puede aguantar la respiración durante más de 2 horas. Visión mejorada que puede ver los rayos gamma y hacer 5 aumentos telescópicos. Armadura en la piel basada en tela de araña, glándulas de adrenalina mejoradas, regulación circadiana para estar fresco durmiendo solo 2 horas diarias...

Una de las mejoras más extrañas, diseñada para exploradores de mundos lejanos, la "Personal Power Plant": consiste en nanobots alimentados con isótopo de Gadolinio-148 que transfieren su energía nuclear a las células del cuerpo de forma segura. De este modo la persona no necesita comer durante un siglo (la vida media del isótopo es de 78 años), aunque de vez en cuando tendrá que tomar alguna vitamina o algo sólido para el recambio celular.

¿Qué no inventarán?

Trajes de vacío que se pueden reparar solos, comunicación cuántica más rápida que la luz, cuerda electrónica que puede programarse para que se mueva, un enjambre de nanobots que puede limpiar una habitación... Hay hasta nanodrogas, nanotoxinas, y nanovirus, que son cosas muy malas.

sí, esto también puede ser un personaje,
un modelo de vaina llamado Novacrab
Repercusiones sociales de la tecnología

Como este artículo está enfocado a la tecnología no hablaremos nada de la ambientación ni de las reglas. Es simplemente una colección de curiosidades. En mi opinión casi todo esto tiene suficiente base científica para que pueda ser real, pero quizás algunas cosas se han exagerado.

De lo que sí podemos hablar para finalizar es de cómo afectan estas tecnologías a la sociedad. Por ejemplo, los avances médicos harían que las religiones occidentales se viesen bastante desplazadas, pero el budismo y el hinduísmo resistirían y aceptarían con más naturalidad la posibilidad de reencarnarse en otros cuerpos. La economía cambiaría mucho, el capitalismo actual sería sustituido por otro (que llaman hipercapitalismo), y sería más fácil desarrollar un sistema de producción socialista.

Aparecería una mentalidad bio-conservadora, de gente que no querría participar de cambios tan drásticos en sus genes y biología. Pensarían más o menos como los humanos actuales.

5 comentarios:

Láquesis deNoche dijo...

La evolución de los avances tecnológicos y sus repercusiones en lo que algunas corrientes filosóficas vienen a llamar “humanos mejorados” (o cualquier otro sinónimo) resulta un tanto espeluznante, sabiendo que algunas de esas “mejoras” ya se están dando: el caso de Oscar Pistoriu saltó a la prensa, pero hay más, y el debate que suscitó fue muy interesante ¿compite con el resto de atletas o en los juegos paralímpicos? ¿ Sus prótesis le daban ventaja? etc..
Por supuesto el debate ético, jurídico y social está servido.
Predecir el futuro es un tanto atrevido, y mejor lo dejamos para los juegos de rol como Eclipse Phase (lo del pulpo con sapiencia es muuuy grande), pero resulta interesante cómo se van desarrollando filosofías alrededor de estos avances tecnológicos. Por cierto hay otra corriente derivada del Trashumanismo: el Extropianismo, que es como mínimo curiosa: http://es.wikipedia.org/wiki/Extropianismo
Saludos Dr.Zayus.

Bancario Sectario dijo...

Ahora piensa ud. en todos esos millardos que no se atreven a cambiar su voto Ppsoe (o se "envalentonan" votando a Ciudadanos) y coja asiento, que va para largo. Para ver cualquiera de esos avances, lo primero que necesitamos cambiar es el sistema económico.

Doctor Zayus dijo...

El extropianismo aparece en Eclipse Phase, y hay un hábitat anarco-capitalista en el cinturón de asteroides que se llama Extropia.

Sobre si es primero el sistema económico o la tecnología espero que no sea la típica discusión del huevo o la gallina, pero yo creo que la tecnología es la que precede a los cambios de sistema económico. Sin inventar la agricultura no creo que se pueda pasar al estado y el cobro de impuestos. Pero claro, yo vengo del materialismo cultural de Marvin Harris.

Anónimo dijo...

Buenas me gustaría saber si este juego está editado en español, también comentaros que hay partidos transhumanistas http://www.transhumanistparty.org/ en España me parece que el asociado a este movimiento es Alianza Futurista en lugar de partido transhumanista,hay partidos por todo el mundo

Doctor Zayus dijo...

Es curioso lo de los partidos.
Sobre el juego creo que no está editado en español pero se hizo una traducción, por parte de fans y tal vez parcial, que no he llegado a consultar. Lo que sí he visto es un pastiche que toma las reglas de Eclipse Phase y las adapta al universo del videojuego Mass Effect.